La campaña de marketing de ABSOLUT, realizado por TBWA hace ya muchos años, nos da una lección de cómo conseguir una buena idea y alargarla en el tiempo, involucrando diferentes estilos, diseñadores, técnicas y cerebros. Lo que comienza siendo una customización de la botella del vodka sueco, deriva en experimentos de forma y fondo donde todo vale.
A lo largo de los años hemos visto muchas combinaciones, unas más afortunadas y otras menos. Pero lo interesante es que cualquier persona que ve esta silueta en las páginas de una revista, identifica la marca. Un gran acierto publicitario.

Deja un comentario