Estas líneas pretenden rendir un humilde tributo al reconocido artista plástico de origen franco-venezolano Carlos Cruz-Diez (Caracas, 1923).

Este artista es reconocido como uno de los protagonistas más relevantes del arte óptico y cinético, y como uno de los teóricos del color más importantes del siglo XX.

“Mi interés por encontrar un nuevo discurso en el arte me indujo a investigar sobre el color, instrumento fundamental de la pintura. Por ser tan cotidiano la gente lo institucionalizó como algo absoluto, inmutable ligado a la forma. Pero la naturaleza continuamente nos revelaba que el espacio está coloreado sin soporte y el color de las cosas se modifica continuamente de acuerdo a las condiciones lumínicas. Mi propósito era poner de manifiesto su comportamiento dinámico, cambiante y no hacer una transposición estática como hicieron los impresionistas”. (1)

Los acontecimientos cromáticos que el artista revela en sus investigaciones y expone en sus obras, son realidades en continua mutación que evolucionan en el tiempo y en el espacio, ya que “… cambian con el desplazamiento de la luz y la distancia del espectador. Son situaciones autónomas desprovistas de anécdotas, en las que el espectador descubre el color haciéndose y deshaciéndose, sin tiempo pasado ni futuro, en un presente perpetuo”. (2)

Disociación del binomio forma-color

Carlos Cruz-Diez ha demostrado en sus obras que el color es una realidad autónoma que no depende de la forma, ni de lo anecdótico, y ni siquiera del soporte. El artista ha liberado el color de la forma

A través de la fragmentación del plano, Cruz-Diez utiliza módulos de acontecimientos cromáticos (serie de líneas en riguroso orden programado) para evidenciar sus postulados teóricos acerca del color.

El artista nos dice “En mi época la gente no lo veía, no lo entendía… ahora sí”. “Una de las cosas que yo propuse en mi discurso fue borrar la mano del artista. Eso viene desde cuando era niño, que me encantaba imprimir y me fascinaba el olor de la máquina sobre el papel. El trabajo que quedaba era impreso. Ahí no está la mano, está el pensamiento del artista”. (3)

Investigando el color

Carlos Cruz-Diez ha fundamentado sus investigaciones en cuatro condiciones cromáticas: sustracción de color, adición de color, inducción de color y reflejo de color.

Más de 50 años de trabajo están contenidos en estas ocho investigaciones: Couleur Additive, Physichromie, Induction Chromatique, Chromointerférence, Transchromie, Chromosaturation, Chromoscope y Couleur dans l’espace.

Sin duda un gran aporte al arte en general y al fenómeno del color en particular.

Couleur Additive. Palais d’Iéna de París. Imagen cortesía: eluniversal.com

 

Chromointerférence. Palais d’Iéna de París. Foto: por Ronan Bretel

 

Chromosaturation. Light Show Sharjah Art Foundation. Foto: por Alfredo Rubio

La obra de Cruz-Diez en el mundo

El artista vive y trabaja en París desde 1960. Desde allí ha desarrollado la mayor parte de su trabajo. Sus obras se encuentran en colecciones permanentes de prestigiosos centros expositivos como:

  • Museum of Modern Art (MoMA), Nueva York
  • Tate Modern, Londres
  • Musée d’Art Moderne de la Ville de Paris
  • Centre Pompidou, París
  • Museum of Fine Arts, Houston
  • Wallraf-Richartz Museum, Colonia

 

Atelier Cruz-Diez, París. Foto: por Orlando de la Fuente

 

Os dejo unos links para profundizar en la obra del artista:

 

Página oficial Carlos Cruz-Diez

Cruz-Diez Art Foundation (el portal más completo para conocer su obra)

Fotogalería y reseña de sus obras de Diseño Gráfico – Plástica – Arquitectura

 

Fuentes:

(1) Carlos Cruz-Diez. Revista Tendencia. Diciembre, 2015.

(2) Carlos Cruz-Diez. Revista Lindes. No. 4

(3) Carlos Cruz-Diez. Revista Producto. Edición 375

 

 

¡Deja tu huella! ¿Qué te ha parecido este post?

Deja un comentario