Cuando el gigante Google, adquiere Boston Dynamics allá por 2013 se podía olfatear que algo había detrás de la ingeniería robótica. Este año se anunció la venta de esa sección al grupo SoftBank japonés, una empresa de telecomunicaciones. El precio fue mucho más alto que aquel que había invertido Google en adquirirla.

¿Qué ocurrió en esos años?

Los inicios de Boston Dynamics

Nacidos dentro Instituto de tecnología de Massachussets, donde Marc Raibert fundador de Boston Dynamics, era profesor. Tomó la iniciativa de formar la compañía para empezar a trabajar en el desarrollo de robots autómatas. En un mercado muy incipiente logró crecer rápidamente. No existe realmente un demanda grande para el desarrollo de este tipo de tecnología. Pero a veces los visionarios tienen esto, ven mas allá del horizonte.

Uno de los primeros en tomar nota de sus avances fue el departamento de defensa de Estados Unidos. Con su financiamiento lograron el primer Robot Humanoide: Atlas.

De a pasos cortos, Boston Dynamics fue avanzando. Sus innovaciones comenzaron a abrir los ojos de varias empresas, especialmente la innovadora Google. Principalmente porque son muy activos en su canal de Youtube. Sus videos eran impresionantes para un época donde todavía Internet avanzaba pero no a pasos tan grandes:


Big Dog, una de sus creaciones en un video de 2009

Boston Dynamics y Alphabet (Google)

Así fue como la innovación que Boston Dynamics llamo la atención de Google. A Través de su subsidiaria Google X adquiere la compañía y la puso a trabajar bajo su ala. Sin tener muy claro hacia dónde debería ir Boston Dynamics continuó su andar. Así llegaron más y novedosos robots, como la segunda generación de Atlas.

Claramente Google buscaba la innovación y ver cómo podía acoplarlo al resto de sus proyectos. Pero la financiación es fundamental y sin mercado es difícil mantener una empresa.

Japón y el futuro

El año pasado Google decidió que Boston Dynamics no era una empresa sostenible, y puso a la venta el área. No son muchos los jugadores del mercado que pueden interesarse por una empresa de robots autómatas. El principal interesado debería ser alguien que tenga pensado usar tecnología y el desarrollo de su inteligencia artificial. Aquí es donde SoftBank entra. Tras esta compañía está el hombre más rico de Japón: Mr. Son. Y su objetivo es desarrollar la super inteligencia que tienen estos robots para el futuro y según explica cruzar los límites de lo actualmente conocido.

Probablemente Boston Dynamics, deje ser solo recordaba por crear animales autómatas con movimientos reales, y pase a ser alguna otra realidad en el futuro cercano.

Deja un comentario