En el mundillo de los diseñadores hay una noticia anual que es especialmente esperada: El anuncio por parte de Pantone de su “Color del Año”. En 2017 seleccionaron un verde llamado Greenery y según parece que se les ha tachado de ser poco atrevidos.

¿Qué significa ser Color del Año?

Hay que admitir que ser seleccionado color del año debe hacer sentir muy orgullosos a los demás colores de la familia. “Uno de los nuestros” llevará la corona todo el año, será portada de revistas y su tono será replicado en todo tipo de diseños. Viendo los colores galardonados desde el año 2000, aprecio 2 o 3 colores que sin duda han tenido impacto en la moda y el diseño de interiores:

  • Tangerine Tanto, muy parecido al Coral
  • Turquoise, que hasta Retrovanguardia ha tomado prestado 🙂
  • Rose Quartz y Serenity, que compartieron trono en 2016 en un degradado visualmente agradable.

Sin embargo, como grandes apreciadores de la belleza y las tendencias, nos llama la atención el desprestigio que ha sufrido un color y su familia. ¿De qué color hablamos?

Ese gran olvidado

Tan solo tenemos que mirar su carita triste…en 17 años solo han podido reinar una vez… sería una familia muy pobre en Juego de Tronos! Desde hoy queremos honrar y reclamar justicia para el pueblo amarillo. Esperamos que Pantone nos haga caso, comenzando por humillarlo comercialmente con su Amarillo Minion. Particularmente votaría por el Vibrant Yellow:

Comenzamos la campaña en nuestro Instagram y en nuestro Facebook. Únete al movimiento Pro-Yellow!

 

Deja un comentario