Los números normalmente no engañan, salvo si caen en manos interesadas o incompetentes. Para no andarme con rodeos, este escenario se suele dar en política. En España y fuera de España. Pero con mayor frecuencia aquí.

Los brotes verdes nacionales se están convirtiendo en fuegos artificiales en forma de tulipanes y girasoles. Es así, no? Es innegable! Da igual que seas de izquierdas, derechas o te guste la coca cola sin gas. Las números no engañan!

…Ummm, vamos a pensar estas afirmaciones de nuevo. Quizás si analizáramos la evolución de las cifras, la lectura sería diferente. Quizás tener visión global y aplicar sentido común ayudaría a entender este milagro en nuestra política económica.

¿Qué ha pasado en Europa en los últimos 6 años y cómo lo están haciendo nuestros queridos vecinos de rellano?

He seleccionado los países que considero representativos por diferentes motivos:

Grecia: Según nos cuentan en la Tv, es algo así como el Somalia europeo.

Italia, Francia y Polonia: 3 países con población similar o superior a la española.

Reino Unido y Alemania: Los intocables.

Austria y Suecia: Las niñas bonitas de Europa con sus fabulosas economías.

Bélgica: Por su condición de corazón (y cerebro) de Europa.

Bulgaria: El país, dicen, menos desarrollado de la Unión Europea.

Irlanda: El Tigre. El Milagro. La Ingeniería Fiscal.

Prefiero que los números hablen por mí, pero por si acaso dejaré la pista de la correlación de aumento de desempleo y deuda combinada con el estancamiento del PIB armonizado con el coste de la vida en España.

Pido perdón por las gráficas y las temática del post. El título ya lo dice todo.

Deja un comentario