“Se busca luchador valiente para combate de boxeo con guantillas en la jaula y con bucal, se le pide una donación de 300 euros y si gana se le donarán a él 1000 euros para la causa que quiera.” El sensacionalismo vende en España. Desde que Vice, El País y canales de televisión se hicieron eco de la historia del chatarrero que incentiva a sus empleados en Sant Adriá del Besos para pelearse y descargar un poco de adrenalina, medio país se ha espantado y la otra mitad ha soñado con Tyler Durden.

Está claro que El club de la lucha nos marcó profundamente. Muchos nos vimos reflejados en ese personaje de vida anodina que interpretaba Edward Norton. Desde el sofá de casa sonaba utópico tonificar nuestros cuerpos, romperle la nariz a tu vecino o compañero de trabajo y acabar abrazándonos con una sonrisa de satisfacción y plenitud en nuestra cara.

Hay que reconocer que Chatarras Palace es una buena historia. Sin embargo, audiovisualmente hablando, ni el propio Javier García Roche con sus vídeos en Youtube, ni los chicos de Vice con sus reportajes consiguieron un impacto en Rtvang. Hasta que llegó Aitor Sáez. Entonces la historia cobró sentido cinematográfico. Las letras enlazaban con sus instantáneas en blanco y negro. Músculo, sudor, sonrisas, suburbios. La mitad del país que soñaba con algo parecido a ver a Brad Pitt golpear a Edward Norton tuvo lo que esperaba. Ahí está la magia de Aitor. Retrató una realidad y nos transportó a la ficción con su objetivo.

Desde Retrovanguardia creemos en la misión de Javier García Roche. El boxeo es un deporte y su club promociona la vida saludable frente a los riesgos de la calle.

“Soy luchador y como tal busco la perfección en el arte del combate.La vida es una lucha constante, en la cual no siempre se obtiene la victoria pero si puedo conseguir un espíritu lleno de satisfacción, trabajando y sacrificándome con todas mis ganas, siendo sincero y honrado conmigo mismo y mis semejantes, trabajaré mi fortaleza, mi velocidad, mi técnica, mi valor, mi responsabilidad, mi respeto y mi disciplina para que mi mujer, mis padres y yo mismo se sientan honrados y protegidos. La fortaleza me hará ser más humilde, negarme a los abusos sean hacia personas o animales y alejarme de todo lo que enturbie mi vida. La lucha como forma de vida y con la ayuda de Dios.”

– El rey Chatarrero.

Si os interesa la biografía del Rey Chatarrero, os paso un enlace para comprar este libro en Amazon:

EL REY CHATARRERO: Javier García Roche

Cuando me miro en el espejo veo a un pibe que ha hecho mucho daño a otros pibes. Veo a un joven violento que ha llevado por el camino de la amargura a sus viejos. Veo a un golfo que ha traicionado a sus parejas. Pero hay algo más. Un leve, casi inapreciable brillo en […]

Additional images:

Product Thumbnail

Price: 4,08

Buy Now

Deja un comentario