Cuando la resurrección del vinilo parecía algo novedoso, llegó el turno al cassette. Hace unos meses atrás se presentó Elbow un reproductor de bolsillo.

Quizás hoy no lo veamos como algo útil porque el casette no es algo que pueda adquirirse con la facilidad que puede hacer con un CD o un tema online. Y tampoco se volverá masivo si no es más bien un gadget de rescate emotivo.

Nace Elbow

Quien no tiene todavía algún cassette que mezcla los anteriores compilados que uno se hizo en otra época. O quizás no nosotros si no nuestros padres o abuelos. ¿Que mejor regalo para rescatar aquello que quizás hasta no se consiga edición en digital?

 

Eso pensaron la gente de Brain Monk, un grupo de diseñadores de Lituania. Buscado resucitar las reliquias que uno tiene por ahí almacenadas. Nació como un proyecto creativo más. Quería rescatar el cassette con un diseño moderno, como un concepto.

Reproductor compacto

Para eso decidieron armar un producto compacto, prescindiendo de la carcasa, y de casi todo lo conocido por el viejo walkman. Para el nacimiento de Elbow cejaron únicamente lo que era necesario y nada más. Parece un broche, que se anuda en el bolsillo o el borde de una campera.

Una de las partes del broche se inserta en el carrete de la cinta. En el otro lado un pequeño cabezal magnético lee y reproduce. Con un rueda delantera, se maneja el avance y retroceso. Lo mismo que el volumen y la velocidad.

A eso le suma que tiene un conector estándar de auriculares y un mini USB donde se carga de energía.

Elbow todavía no se comercializa aunque tiene su lugar en la plataforma crowfunding, y sus creadores están intentando sumarle la funcionalidad de poder pasar las cintas que se reproducen a digital por medio de una conexión de computadora.

Quizás no sea el mismo revival de los vinilos, pero desde el punto de vista nostálgico esta es quizás una de las novedades más geek del último tiempo, y quien sabe quizás algún padre y abuelo pueda volver a escuchar sus cintas si algún nieto le ve el potencial que este aparato trae consigo para ellos.

Deja un comentario