En estos tiempos de empoderamiento femenino, cambios en los roles del hombre y la sobrecarga de información, todo es confuso. A lo que me refiero es que conocer a alguien en línea o en un bar hace diferencia, porque a veces las personalidades pueden ser muy diferentes. Entonces, se ha vuelto complicado saber lo que debes o no debes hacer en una primera cita. No te la embarres, aunque todo cambie, los hombres de verdad no se ven afectados por feministas o sus roles.

Sé un caballero, pero uno moderno

Es muy bonito que le abras la puerta o que le acomodes la silla. Pero no te pases, se natural, si crees que te ves ridículo haciendo algo, probablemente es la verdad. Si te sobre esfuerzas para ser un caballero, terminas siendo encasillado como perdedor o posible mujeriego (fuckboy).

No mientas… Mucho

Esta claro que todos mentimos en la primera cita para ser aceptados, queremos presentar la “mejor versión” de nosotros mismos. Quizá la chica estará buenísima, pero no vale el esfuerzo de mantener esa sarta de exageraciones acerca de tu personalidad.

No seas insistente

Si no te quieren besar, abrazar o dejar pagar toda la cuenta, no seas intenso. Lee las señales, pon atención, dale el respeto que merece. Muchas veces jugar a ser difícil da mejores resultados, permite que tu cita tome decisiones.

Mira a los ojos

Mirar a los ojos cuando se tienen una conversación es probablemente el signo más claro de que tienes confianza en ti mismo.

No rebeles todo

Da detalles interesantes, pero superficiales de ti vida. No toques ningún tema a fondo, ni te enfrasques en uno solo. Pregúntale de la misma forma, no pidas por detalles que probablemente no quisieras saber. Como quien dice, no trates de buscar lo que no se te ha perdido.

Muestra interés

Hace poco un amigo me comentó que conoció una chica en Tinder que se veía muy diferente en la vida real, lo que los millennials llamamos “catfish”. A pesar que él no quería que nadie lo viera con ella, siguió la cita e invento una excusa para irse a la hora. Siempre ten respecto a la otra persona, sin importar si piensas o no salir con ella de nuevo. Estos son hombres que no pasan de moda.

 

Deja un comentario