Nuestra forma de vestir puede decir mucho sobre nuestra personalidad, es una carta de presentación, y es un factor de vital importancia a la hora de transmitir una primera impresión.

Si se analiza la forma de vestir de una persona, hay que tomar en cuenta los diferentes elementos que conforman el atuendo completo, ya que todo tiene un porqué. Los accesorios y complementos, el tejido, los colores, el corte.

El lenguaje de la ropa

Empezando por lo más llamativo en una prenda, su color, algo que nos puede decir mucho sobre la persona.

El color es un detalle sumamente importante en una prenda porque puede servir para manifestar varias cosas al mismo tiempo. Existen colores asociados al género, al estado de ánimo, incluso rasgos de la personalidad. Por ejemplo:

  • Los colores claros sugieren amabilidad, calidez, dulzura, carisma y tranquilidad.
  • Por otro lado los colores oscuros suelen ser sinónimo de autoridad, poder, imposición, timidez, seguridad y confianza.
  • Los colores muy llamativos, como el amarillo o el naranja, podrían asociarse a la creatividad, la alegría y la espontaneidad.

Asimismo, el estilo de una persona también dice mucho de su personalidad. Un estilo formal refleja una personalidad fuerte con valores; una persona en la que se puede confiar, que posee alta credibilidad y toma decisiones de manera sensata

Las personas que son atractivas a la hora de vestir no necesariamente son aquellas que usan prendas ajustadas o atrevidas. Por ejemplo, a la hora de usar un traje formal, hacer uso de corbatas de colores sirve como elemento para complementar un look seductor, ya que la corbata de color llamativo inmediatamente capta la atención de los demás.

De igual manera hay looks que quizá hagan un poco de cortocircuito con nuestra personalidad, es decir, que la intención no sea trasmitir lo que realmente se proyecta a los demás con dicho estilo.

Puede suceder que alguien de personalidad confiable, modesto, inteligente, responsable y un poco reservado use un estilo desaliñado que proyecte todo lo opuesto a su forma de ser. Puede pasar lo mismo con los looks de ropa demasiado ajustada que crean un impacto de egocentrismo y narcisismo.

Todos estos simples detalles hacen que sea muy importante poner cuidado a nuestra forma de vestir. Con todo lo que hemos aprendido en este artículo… ¿crees que vistes acorde a tu personalidad?

Deja un comentario