Manu Campa es uno de estos artistazos contemporáneos y cercanos que me encantan. Un pintor de los de brocha fina. Y qué fina señores! porque hay que ver como traza los radios de una rueda. Apasionado de las bicis y los coches icónicos, sus gustos se alinean con los de RetroVanguardia.

Estos días hemos tenido la suerte poder hablar un poco con él sobre su trayectoria y su nueva obra.

“Tras terminar Bellas Artes en 2008 me vine a Malasaña, the place to be, y monté mi primer estudio. Cinco años pedaleando por estas calles y tres estudios diferentes después, sigo aquí, más metido que nunca. Tengo en mente varias proyectos, alguna temprana exposición y demás, pero he aprendido que las cosas se hacen despacio y hay mucho tiempo para ir contruyéndose como artista. Las prisas no son buenas y las ideas hay que reposarlas.

Siempre he ido un poco por mi cuenta: No me involucro con colectivos, no me mojo demasiado con galerías y no sigo las tendencias más actuales. Me gusta trabajar solo y con mis cosas, mis encargos y mi estética. Y de momento así me va bien, creo que es importante encontrar el equilibrio entre lo que quieres hacer y lo que puedes vender. Nunca se puede olvidar la segunda parte, si no la primera no existiría (al menos a tiempo completo como en mi caso).

Estos últimos meses he expuesto bastante obra de la que me siento orgulloso. Soy ciclista y coleccionista de bicis,  por eso hace poco terminé una serie de cuadros con esta temática que me han llenado mucho. Y ahora estoy con más cosas, cuadros con temática motera y automovilística, más bicis…”

Test Retrovanguardia

Tu grupo favorito del momento Florence and the Machine me inspiran bastante últimamente

Tu director de cine/video preferido El tío Quentin Tarantino, nada nuevo

Arte y diseño Egon Shiele y su línea de dibujo

Objeto de deseo VW Escarabajo Oval o Split de 1952. Negro.

Y en cuanto a mujeres… La novia mía

El lugar donde te escaparías este finde Picos de Europa

Ese plato que te flipa Hamburguesas con brie y paté. Mmm.

Arquitectura Aquí englobaría la arquitectura holandesa contemporánea

Si volvieras a nacer, tu vocación profesional sería… Piloto de globos aerostáticos. Eso si que mola.

 

Para ver más de su obra o para encargarle un supercuadro, visita su web Manucampa.com

Deja un comentario