Mike Wrobel, diseñador gráfico y creativo francés afincado en Tokyo, ha creado esta serie de ilustraciones basándose en los personajes de la famosa serie de la HBO, Juego de Tronos. Pero le ha dado su toque personal: un look ochentero y noventero, inspirado en el grunge y el gansta, en las hombreras de Sonny Crockett y las carpetas del cole con fotos de los Backstreet Boys.

Desubicando a estos malotes de la serie, cambiando espadas por pipas, dragones por hurones y armaduras por protecciones de fútbol americano, Moshi Studio consigue un trabajo muy visual y potente con trazas de Gran Theft Auto.

Joffrey Baratheon, ese niñato malcriado que se resiste a morir en la serie (hace tiempo que leí los libros y no quiero desvelaros nada) no podría estar mejor caracterizado en este medio Eminem con pistola. Realmente un genial trabajo de ilustración.

 

Deja un comentario