Se acerca la noche en donde las brujas, los espantos y los hombres lobos corretean libremente por las calles.  Las calabazas adornan las ventanas y nos atiborramos de golosinas de puerta en puerta. Hablamos nada más y nada menos que del Halloween.

En RetroVanguardia tuvimos la oportunidad de hablar un poquito sobre esta tradición y sus orígenes, y si aún no te has puesto al día, te recomendamos que te pases por este artículo para que saldes dudas y regreses. ¿Listo? Ok, continuemos.

Quizá seas de las personas que no le agraden mucho salir. Tal vez lo tuyo sea pasar la noche entre sábanas, bebidas y una pizza caliente a la luz de Netflix o la televisión por cable.

Sea como sea, para la noche del Halloween te traemos algunas películas clásicas que no deberás perderte si aún quieres vivir una experiencia terrorífica.

Poltergeist (1982)

Para calentar motores, nada mejor que una buena dosis de actividad paranormal en la soledad de tu cuarto. Poltergeist es un clásico del cine de terror que no puedes perderte.

Dirigida por Tobe Hooper y producida por Steven Spilberg, califica como una cinta llena de suspenso, y lo mejor: primera en la serie de una aterradora trilogía.

El silencio de los inocentes (1992)

¿Quién no conoce la historia del Dr. Hannibal Lecter? Pues si eres de aquellos que jamás han oído hablar de este singular personaje, te recomendamos que vayas corriendo a ver la cinta que le dio vida dentro de la cultura popular.

El silencio de los inocentes fue dirigida por Jonathan Demme y protagonizada por los increíbles actores Jodie Foster Anthony Hopkins.

La cinta trata sobre entrevistas y terapias a un psicópata llamado Hannibal Lecter, el cual presenta afición a comer carne humana.

En resumidas cuentas, he aquí el trailer.

El conjuro (2013)

Volviendo al plano paranormal, hablemos de una de las películas que más ha dado de qué hablar en los últimos años. El conjuro es una película perfecta para pasar la velada de Halloween en compañía de la nada.

Dirigida por James Wan, nos cuenta la historia de los extraños sucesos que una familia comienza a experimentar en su granja. Para muestra un botón.

El aro (2002)

Una de las predilectas de la crítica (sólo su primera parte, ya que de las otras no se habla mucho). El aro nos cuenta la historia de un horrendo fenómeno: Al recibir una llamada, o ver una cinta, estás destinado a la muerte dentro de siete días.

Más allá del concepto, uno de los datos más interesantes de la cinta es la ambigüedad de su nombre, ya que en inglés se le conoce como The Ring. Algunos la conocen como La llamada, otros como en este caso El aro, y algunos cuantos más como La señal.

El uso de los nombres es correcto, ya que en la película, todos estos elementos (un anillo, una llamada o una señal) están presentes. Un buen juego de parte del director Gore Verbinski. Por acá les dejamos el trailer.

La maldición (2004)

Está película es la adaptación americana de una película japonesa del mismo nombre. Es dirigida por el japonés Takashi Shimizu. Es la primera de una serie de películas de suspenso en donde la trama recae mayormente en las escenas ambiguas, con muchos matices de oscuridad y ambientes lóbregos. Una joya audiovisual.

La cinta cuenta el nacimiento y posterior crecimiento de una maldición. Dicha maldición recae en aquellos que mueren controlados por sentimientos de rabia.

Pesadilla en Elm Street (1982)

Clásico de clásicos para este Halloween. Este conteo no estaría completo sin la sola mención de esta película. Pesadilla en Elm Street es la culpable de que a muchos nos diera verdadero pánico ir a la cama. Cuenta, además, con uno de los personajes más emblemático en todo el cine de terror. Hablamos nada más y nada menos que del famoso Freddy Krueger.

Vestido con una característica camisa de rayas, un sombrero y letales garras, Freddy se encarga en esta película de atormentar al vecindario que lo vio morir en un incendio. Pero no lo hará en el plano físico, sino en el plano de los sueños, y en este caso en el de las pesadillas.

Esta película tiene un montón de adaptaciones, una más y otras menos, pero vale la pena echarles una revisada. Por lo pronto, te recomendamos la que le dio el origen a la saga.

Deja un comentario