Es curioso hablar de Pablo Picasso y no referirnos a su pintura. En esta ocasión vamos a ver una obra efímera con luz plasmada en fotografía. Los trazos nunca los volveremos a ver, sólo su impronta en un negativo.

Las fotografías son de Gjon Mili, realizadas en 1949

 

Una Respuesta

Deja un comentario