Es curioso hablar de Pablo Picasso y no referirnos a su pintura. En esta ocasión vamos a ver una obra efímera con luz plasmada en fotografía. Los trazos nunca los volveremos a ver, sólo su impronta en un negativo.

Las fotografías son de Gjon Mili, realizadas en 1949

 

Una Respuesta

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.