El tema de las pulseras para hombres no es nada nuevo. Llevamos décadas, siglos y milenios usando cuero, cuerda y metal para adornar nuestras muñecas. Sin embargo la tendencia nos ha llevado a robar un estilo que parecía territorio exclusivo de las mujeres: Las pulseras de cuentas. Sí, son bolitas, pero queda más elegante llamarlas así.

Tendencia…para quién?

Con una rápida búsqueda en Pinterest o Instagram confirmamos la tendencia. Las bolitas triunfan…perdón, las cuentas. Nos encontramos tipos duros llenos de tatuajes, otros tipos vestidos con trajes oscuros y corbata. La clave del éxito es la combinación de colores con la ropa y sobre todo la elección de un buen reloj. Yo reconozco que una pulsera de Lapis Lazuli combina mucho mejor con un Rolex (o un IWC) que con un Casio. Y me remito a las pruebas:


Origen de las pulseras de cuentas

El uso de abalorios en colgantes y pulseras es muy antiguo. Su utilización ha ido evolucionando desde motivos religiosos (esos rosarios de la abuela…), anti-estrés (visitad Grecia o Chipre y lo averiguaréis) y como moneda (en Ghana). Nada que ver con el hedonismo actual que vivimos en el universo #pinterestiano.

Materiales usados

Principalmente se usan rocas y minerales, a veces llamadas gemas (Gemstone en inglés). Esto puede llevar a la confusión ya que hay gemas verdaderamente valiosas frente el coste más bajo de otras “rocas”.

Los adornos pueden ser de plástico, plata o incluso oro.

Promo de lanzamiento

Para promocionar las nuevas pulseras Rtvang, vamos a realizar a regalar una valorada en 20 Euros, hecha a mano y a medida para el primero que se registre en nuestro newsletter tras la publicación de este post. El ganador será contactado por correo electrónico.

Pulseras Rtvang en nuestra tienda

Para los desafortunados que llegaron tarde a la promoción, ya tenemos disponible algunos modelos de pulseras en nuestra tienda. Realizamos envíos a todo el mundo, tan solo tienes que elegir una pulsera y tu talla. Esto último es muy importante hacerlo bien, recomiendo que sobre un poco (1 dedo) para que la goma de la pulsera no apriete.

Tenemos muchas pulseras hechas a mano que poco a poco iremos subiendo a la tienda. Estad atentos!

Deja un comentario