Slackwax parece uno de estos pequeños grupos que no despega por lo raro de su música, alejada completamente de los grandes círculos comerciales. Ni es un fabricante de temitas de verano, ni un habitante de los 40 principales. No cabe en M80 ni en las discotecas de Ibiza. Pero tiene un sabor, una elegancia y un flow que no te deja frío. Hace que muevas la cabecita con sus ritmos funky refinados y te hace pensar que estaría muy a gusto dentro de una lista remezclada por Stephane Pompougnac, sonando en el Hotel Costes. Y no te equivocarías, porque en el número 15 podemos encontrar “Close to my fire”.

En 2005, el productor Peter Hoppe y el bajista y cantante  Bernd Batke, formaron su proyecto “Slackwax” para combinar sus gustos musicales de jazz, soul, blues y country en su propio cóctel musical. Peter Hoppe ha producido para gente como Boozoo Bajou o Trinah Mousse T.Por la otra parte, Bernd Batke venía de actuar como cantante y bajista de la banda de neo-country “Smokestack LightninW”.

Su éxito ha estado más en el mundo publicitario (Mini, BMW, Mercedes Benz, Adidas, Lanvin…) que en el circuito musical de conciertos y venta de discos, por el carácter underground de su producto. Pero a mi me encanta. Musicón para bailar, para escuchar en el coche y hasta para escribir este post. Altamente recomendable para desintoxicarse de tanta radiofórmula. Si tienes Spotify, puedes disfrutar de su nuevo álbum,  Slackwax – Night Out

 

Deja un comentario