Steven Wilson es un nombre muy común para un artista tan extraordinario. Este músico británico es multintrumentista, compositor, productor, cantautor, e ingeniero de sonido.

No estoy segura hasta que punto Steven es reconocido; porque si nos guiamos por las visitas a su canal Youtube y lo poco mediático de su trabajo y personalidad, se diría que es un artista under en ascenso.

Pero su hoja de vida habla de un artista prolífico más que consagrado: 4 nominaciones a los premios Grammy; 7 discos en solitario; 6 agrupaciones lideradas Porcupine Tree (10 discos), Bass Communion (11 discos), Blackfield (5 discos), No-man (6 discos), Incredible Expanding Mindfuck (6 discos), Storm Corrosion (1 disco), entre otros haberes.

Creo que Steven Wilson no es famoso pero sí exitoso; la popularidad de este músico se ha mantenido fuera del mainstream, llegando a ser denominado como “la mejor banda de la que jamás has oído”.

La música de Steven no es fácil de etiquetar, de hecho él considera las clasificaciones como una “muerte creativa”.

Me atrevería a decir que los géneros musicales que más lo identifican son el rock progresivo de los 70s, la psicodelia, el pop, y la alternativa.

Pero como si eso fuera poco, sus discos siempre cargan con pinceladas de otros géneros como: art-rock, electrónica, drone, metal, noise, post-punk, industrial, trip hop, folk, jazz, shoegazing, ambiental y clásica.

En mi opinión, es tan ecléctico, a veces tan conceptual y a veces tan pop, que no parece la misma persona, y por ello es difícil aburrirse de él.

El pasado 18 de agosto de 2017, fue lanzado “To the Bone”en español “Hasta el Hueso”- el quinto álbum de estudio de Steven Wilson, así que todavía huele a tinta y a envoltorio.

Disco “To The Bone”

Sonido Pop

Sonido Progresivo – Art-rock

En Directo

Sonido Psicodélico – Progresivo Sonido Jazzy

Steven Wilson piensa que un artista debe ser autocomplaciente y egoísta en sus creaciones; que su trabajo debe estar conducido por su deseo de crear y experimentar, y no guiado por la complacencia de un público; ya que para eso están los “animadores”.

 

¡Deja tu huella! ¿Qué te ha parecido este post?

Deja un comentario