Desde hace unos años, una cafetería ya no es una simple cafetería. En las grandes ciudades al principio y ahora mismo en casi cualquier población, se han transformado en elegantes y coquetos bistro, gastrotecas y cafés con encanto. El aire retro se respira por las esquinas y crea ambientes acogedores que nos transportan a décadas pasadas. Los interiores están super estudiados, la iluminación y la elección de materiales son esenciales para un diseño global con encanto y criterio. Una inversión en un proyecto de interiorismo es fundamental para competir en estos momentos.

Si Hemingway estuviera en la mesita de al lado escribiendo en su moleskine, no nos extrañaría ni un pelo. Las lámparas de diseño se mezclan con piezas vintage recuperadas del altillo de la abuela, creando atmósferas modernas. Las pizarras decoradas con geniales trabajos de tipografía a mano, son un must de estos rincones. Comida ecológica, una hamburguesa de la mejor carne de buey o un gin&tonic premium, tienen su protagonismo en las barras de estos locales con ingenio y savoir faire.

Deja un comentario